Receta de Rollitos de pasta con pollo y canónigos

Receta de Rollitos de pasta con pollo y canónigos

Con el calor que hace creo que lo que menos nos apetece a todos es adentrarnos en la cocina, ¿me equivoco? Pues esto tampoco es motivo para que no cocinemos algo realmente nutritivo y equilibrado, siendo platos que no necesiten calor para servirse sobre la mesa para así refrescarnos al máximo posible. Y pensando en ello, se me ha ocurrido esta semana una receta sencilla con la que podréis elaborar un plato delicioso y rápido: Rollitos de pasta con pollo y canónigos, una receta que se sirve bien fría. Y con ingredientes económicos, perfecta para elaborar un día y tener así para el resto de la semana. ¿Os apetece? Pues vuestros deseos son órdenes, vayamos ahora mismo a elaborar esta receta…

Rollitos de pasta con pollo y canónigos

Tiempo total: 20 minutes

Número de comensales: 4 personas

Rollitos de pasta con pollo y canónigos

Ingredientes

  • 140 gramos de pechuga de pollo asada.
  • 8 láminas de pasta de canelón.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 bolsita de canónigos.
  • Sal, pimienta, una cucharadita de café de azúcar y aceite de oliva.

  • Para la salsa:

  • 3 cucharadas soperas de mahonesa.
  • 1 cucharadita de café de mostaza.
  • 30 mililitros de leche.
  • Perejil, orégano picado, sal, pimienta y el aceite de pochar la cebolla.

Preparación

Doramos la pechuga de pollo fileteada en una sartén, salpimentamos y la dejamos enfriar. A continuación, cortamos la pechuga a tiras finas y reservamos.

Pochamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite, sal, pimienta y la cucharadita de café de azúcar. En cuanto la tengamos transparente y esté tierna, colamos e aceite y reservamos la cebolla guardando el aceite para la salsa. Limpiamos los canónigos y los reservamos.

Para elaborar la salsa con la que acompañaremos los rollitos, juntamos en un bol todos los ingredientes con el aceite en el que pochamos la cebolla, prestando atención a la cantidad de leche que vertamos, ya que será esta la que determine la consistencia de nuestra salsa. Debe de quedar con el aspecto de una bechamel fina. Una vez preparada la salsa, la reservamos.

Sólo queda cocer la pasta de canelón en abundante agua con sal dejándola al dente. La dejamos enfriar y secamos cada lámina entre dos paños.

Mezclamos en una ensaladera el pollo con la cebolla, junto con los canónigos y parte de la salsa. Una vez obtenido un relleno uniforme, rellenamos las láminas de pasta, pasando a enrollarlas una por una.

Montaje del plato.

Asentamos sobre el plato el número de Rollitos de pasta con pollo y canónigos que desee el comensal y salseamos por encima y alrededor. Servimos bien frío.

Deja un comentario