¡RECETA PERFECTA para GALLETAS WHOOPIE-PIES!

 ¡MANOS A LA OBRA!

Los WHOOPIE-PIES son unos pequeños pasteles, de masa similar a la de los sandwich, que al unir dos capas componen un pequeño pastel con un relleno cremoso y suave. Nuestra creatividad puede aportar nuevos colores y nuevos sabores, en un proceso sencillo y que nos dejará satisfechos por el trabajo realizado.

Tienen un origen novelado del que, hasta la fecha, nadie ha podido demostrar su procedencia. Entre Pennysilvania y Maine, en EE.UU., se disputa la lucha por el origen de esta adorable receta.
Una de las teorías es que la receta tiene su origen en los Amish, que con los sobramtes de los bizcochos les ponían como almuerzo a sus hijos: cuando los niños encontraban estas delicias en sus bolsas de almuerzo, gritarían la palabra “¡ Whoopie!.  Otra de las versiones afirma que las mujeres Amish horneaban estos postres para sus maridos, y que eran ellos (agricultores, mineros o trabajadores del acero) quienes al verlas en su caja de almuerzo repetían esa misma expresión de alegría.
Sea como fuere, la magia de la gastronomía es su fuerza para permanecer en el tiempo mediante recetas que se heredan de generación en generación. ¡Y aquí las tenemos!

 

Ingredientes (con los que obtendremos 24 bizcochitos, 12 galletas Whopie-Pies):

  • 1/2 taza de mantequilla blanda
  • 1 taza de azúcar moreno o media taza de frucosa (endulza mucho más y tiene un índice glucémico más bajo)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada pequeña de extracto de vainilla puro
  • 2 tazas de harina fina tamizada
  • 1/3 de taza de polvo de cacao puro
  • 1 cucharada pequeña de bicarbonato de sodio
  • 1/2 pizca de sal
  • 1 vaso de leche entera
  • Relleno para Whoopies: (6 cucharadas de mantequilla derretida, 1 1/2 tazas de azúcar en polvo cernida, 1/8 cucharadita de sal, 1 lata de crema a base de marshmallow, 1 cucharadita de extracto de vainilla puro) – En un tazón grande mezclar la mantequilla con una batidora eléctrica hasta obtener una consistencia cremosa. Agregar azúcar y sal a la mezcla y batir bien. Agregar la crema de marshmallow y la vainilla y batir bien.

¿Qué necesitamos?

  • Molde para Whoopie-Pies (enlace)
  • Relleno para cada pareja de galletas

Molde de la marca Lékué (disponible en nuestra tienda online)

Paso a Paso: ¡4 pasos y…”voilà”!

Primer paso:
Precalentaremos el horno a 350°F.  Puedes utilizar mantequilla líquida o aceite con un difusor en spray.

Segundo paso:
Mezclar la mantequilla en un tazón grande con el azúcar, con una batidora eléctrica a una velocidad media o hasta que la mezcla este ligeramente esponjosa (sobre unos 3 minutos). Agregar el huevo y la vainilla y batir hasta la perfecta mezcla.

Tercer paso:
En un bol grande mezclar la harina con el polvo de cacao, el bicarbonato de sodio y la pizca sal. Añadiremos la mitad de los ingredientes secos en la mezcla realizada previamente y batiremos a una velocidad muy baja. Cuando los ingredientes secos se hayan incorporado a la mezcla, detendremos el proceso de batir para agregar la leche. El proceso lento de batido se reanudará y se añadirá el resto de ingredientes secos. Dos cucharadas de la mezcla se colocarán sobre la cavidad del molde, hacia los extremos (esta cavidad del molde debe estar 2/3 llena).

Cuarto paso:
Hornear durante 8 ó 10 minutos o hasta que la parte superior de los pasteles retome su posición original tras presionarla. Enfriados durante o minutos, se retirarán del molde para continuar con el proceso de enfriamiento antes de decorar con el relleno.

 

Encontrarás moldes para elaborar estas galletas tradicionales en nuestra tienda online en el siguiente enlace (ir a producto en tienda CosasdeRegalo.com).

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.