Receta de Helado caliente

Receta de Helado caliente

Turno de endulzar este viernes con nuestra receta para el postre, preparando en esta ocasión un plato acorde con la temperatura y estación del año. Porque, ¿hay algo más habitual en verano que tomar un helado? Pues eso vamos a servir hoy sobre la mesa, aunque no de la manera habitual, sino acompañado con una salsa caliente de frutos rojos. ¿Os apetece? Pues así es la receta de Helado caliente, un contraste de sabores y temperaturas que consiguen sorprender al paladar despistado con sólo probar la primera cucharada. ¿Os apetece deleitar con este postre? Pues vamos a ello. Además, es realmente sencillo de hacer, perfecto si tampoco os apetece estar demasiado tiempo en la cocina.

Helado caliente

Tiempo total: 10 minutes

Número de comensales: 4 personas

Helado caliente

Ingredientes

  • 1/2 kilo de helado de chocolate.
  • 1/2 kilo de helado de vainilla.
  • 40 gramos de frutos rojos congelados.
  • 120 gramos de azúcar.
  • 40 gramos de vinagre de Módena.

Preparación

Antes de empezar con la receta de Helado caliente, hemos de congelar los platos o copas donde, posteriormente, vayamos a servir este postre. Colocadlos dentro del congelador.

Deshacemos el azúcar en una sartén a fuego medio sin que llegue a tomar color. Después, añadimos los frutos rojos directamente congelados y dejamos que estos suelten el agua, formándose una especie de almíbar. Sin dejar que los frutos rojos se deshagan, vertemos el vinagre de Módena y esperamos a que el almíbar vuelva a tener consistencia, removiendo la mezcla con cuidado. Retiramos del fuego y pasamos a servir esta salsa sobre el helado caliente.

Montaje del plato.

Colocamos dos bolas, una de cada sabor, sobre el plato o copa de presentación que teníamos previamente introducido en el congelador, vertiendo los frutos rojos con su salsa caliente por encima.

Observaciones.

-Este Helado caliente se puede preparar con frutos rojos sin congelar, pero hay que tener cuidado a la hora de preparar la salsa, ya que se deshacen con más rapidez.
-El helado puede servirse de otros sabores que no sean de vainilla y chocolate. ¡Echadle imaginación!

One comment

  1. Me ha parecido precioso a la vista, rico al paladar y muy fácil de hacer. Osea, perfecto.

Deja un comentario