Robots a cuerda de Kikkerland, diversión y originalidad sin límites

Robots a cuerda de Kikkerland, diversión y originalidad sin límites

Se acerca el periodo por excelencia para entregar y recibir regalos, por lo que seguro que todos estaréis buscando lo que mejor se adapte a los gustos de aquellos que vayan a recoger vuestros detalles. Y por pequeños que estos sean, estamos convencidos de que querréis que causen la mayor sorpresa posible, consiguiendo que su originalidad despierte sonrisas y, por qué no, amplia diversión. Pues con los robots a cuerda de Kikkerland conseguiréis todo esto y mucho más, son unos juguetes que se mueven con el método más clásico, dándoles cuerda con nuestras propias manos, consiguiendo tender un puente entre el pasado y la última tecnología del futuro. Y es que los robots a cuerda de Kikkerland son justo eso, futuristas, presentando un diseño rompedor que discurre paralelo a su gran característica: cada juguete desarrolla una acción diferente, por lo que podremos coleccionarlos y regalarlos sabiendo que no habrá ninguno igual.

Andar despacio y arrastrándose como si fuera un gusano, bailar como un loco mientras gira para todas partes, correr a la máxima velocidad con sólo arrastrarlo con las manos, correr con patas giratorias sin que haya obstáculo que lo detenga… Sí, estas son algunas de las funciones de los robots a cuerda de Kikkerland, todas sorprendentes y adictivas: no podréis darles cuerda sólo una vez, estaréis continuamente moviendo sus llaves para ver como, acto seguido, agotan la cuerda asombrando con sus movimientos. ¿Queréis que vuestro regalo sea tan divertido como curioso? Pues no lo dudéis, los robots a cuerda de Kikkerland son ese detalle que sorprenderá. Además, son realmente económicos, razón de más para conseguir toda la colección.

Deja un comentario